La Ciudad Imperial de Hué (Vietnam)

La ciudad de Hué tiene como arteria principal el río del Perfume. En sus orillas es donde se despliega toda la vida de esta maravillosa ciudad. De un lado la Ciudadela o Ciudad Prohibida Púrpura y del otro, el elegante y refinado barrio francés. La avenida de Le Loi bordea todo el río. Está justo enfrente de la Ciudadela y es un sitio magnífico para dar un buen paseo.

De la orilla del río zarpan numerosos barcos que te llevarán a ver la ciudad desde otro punto de vista. Es un paseo muy agradable y merece la pena.

Hué es una ciudad que tiene mucho que ver. Te vamos a recomendar lo que para nosotros es imprescindible. Es decir, lo que tienes que ver sí o sí en tu visita a la ciudad.

1. Ciudadela o Ciudad Prohibida Púrpura.

La Ciudadela, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1993, la construyó el emperador Gia Long en 1805. En un principio puso a 30.000 hombres a trabajar en la obra, pero nos contaron allí, que terminaron trabajando en ella casi 80.000. Una auténtica barbaridad…

Está formada por tres grandes recintos concéntricos que son la Ciudad Cívica, la Ciudad Púrpura Prohibida y la Ciudad Imperial.

El complejo en su totalidad está repleto de pabellones, palacios, jardines, fosos, murallas,…

A nosotros, de todo lo que hemos visto dentro, lo que más nos ha gustado y te recomendamos es:

  • Cot Co o Torre de la Bandera
  • Palacios Mandarines
  • Palacio de Thai Hoa
  • Teatro Real
  • Palacio de Dien Tho

Hué 6

En los últimos años se han realizado profundos trabajos de restauración que han devuelto el esplendor que la Ciudadela tuvo en su tiempo.

Cuenta que la visita puede llevarte varias horas. Es enorme !!!

2. Pagoda de Thien Mu.

Sin duda, esta pagoda de Thien Mu, es uno de los iconos más importantes de la ciudad de Hué por no decir el más importante. Es imagen de postales, camisetas,… y de todo tipo de recuerdos.

Está situada a unos 5km de la Ciudadela en una colina junto al río del Perfume.

En 1601, una visionaria afirmó que quien construyera una pagoda en este lugar, iniciaría también una gran dinastía en el país. Nguyen Hoang creyó a esta mujer y su linaje reinó en Vietnam hasta la muerte del último emperador Bao Dai. Algo de razón sí tenía la mujer…

Esta pagoda es la estructura espiritual más antigua de todo Vietnam. Construida en 1601, sus siete niveles representan los siete pasos de la iluminación. Las doce grandes estatuas velan por la puerta y dentro, si tienes suerte, podrás ver a los monjes budistas realizando sus quehaceres diarios.

3. Tumbas Imperiales.

Están situadas a las afueras de la ciudad, así que para poder visitarlas, tienes que ir en algún tipo de vehículo. Nosotros acordamos un precio con un taxista que nos llevó a las que le pedimos. Él se quedaba fuera esperando y nos llevaba de una a otra. Sin duda, viendo las distancias, fue la mejor opción. Pagamos unos 20$. Nada caro porque estuvo toda la mañana con nosotros.

Gente local nos aconsejó que de todas las tumbas Nguyen que hay, nos centráramos en las más importantes. Son tres y así lo hicimos.

Empezaremos por la tumba de MINH MANG.
El emperador Minh Mang falleció en 1841.

Es una de las tumbas mejor conservadas y más impresionantes. El complejo está lleno de estanques y puentes que hace que el lugar sea una auténtica maravilla.

Fue la primera que visitamos y eso hizo que nos gustara más aún.

La siguiente tumba que visitamos fue la de KHAI DINH.
Khai Dinh fue el penúltimo emperador Nguyen y el último en ser enterrado en una tumba imperial en Hué.

Su mausoleo está hecho de cemento y es realmente espectacular. Está construido en la ladera de una montaña y tiene tres alturas diferentes.

Y, por último, la tumba de TU DUC.

Hué 16Para muchos se trata de la tumba más elegantes de todas y la verdad es que razón tienen. Es muy bonita y señorial.

Fue diseñada por el propio emperador que sabía perfectamente dónde y cómo quería acabar sus días.

Rodeada por extensos estanques de lotos y construida sobre una colina, se cree que la tumba del emperador Tu Duc esconde un gran tesoro. Tales debieron de ser las riquezas con las que fue enterrado que para que nadie supiera de qué se trataba, todos los que participaron en su entierro, fueron ejecutados para que no desvelaran nada.

Como ves, Hué es una ciudad que no te puedes perder en tu viaje a Vietnam.